Zona Oriental
  Yvonne Rodriguez
 
Yvonne Rodriguez

Nos viene a presenta temas de reflexion, sobre el valor de la vida... y el acontecer de nuestros tiempos.
con ustedes la amiga de las mil batallas una ves mas.! juntos en un nuevo proyecto desde Francia, Yvonne nos trae este tema titulado "Las Latinas en Busqueda de un Mundo Mejor" Disfruten la primera Parte...



Latinas en busca de un mundo mejor
 

 Ella se llama MARIA...

María, es una mujer luchadora, llena de sueños, valiente, trabajadora y con muchas necesidades.

Todos los días, María se levanta sobre las 5 horas de la mañana,  para preparar la tropa de hijos que van a la escuela y ella a su trabajo, bueno si se puede llamar trabajo, el cuidar un puesto y  vender en el mercancía en las avenidas de la ciudad.

La tropa lista, con sus blanquísimas camisas van a la escuela; 6 en total, 4 a la escuela primaria, un adolescente al liceo y la mayor, junto a su bebe de 1 año,  la acompaña en el trabajo de económica informal que realizan,  todos los días de 7 de la maña
na a 7 de la noche.

María puede tener, fácilmente, nacionalidad boliviana, mexicana, nicaragüense, chilena, ecuatoriana, colombiana....venezolana. Es lo de menos la nacionalidad, lo importante son sus luchas.

Seis hijos y un nieto que levanta, con el sudor de su frente. Ella, estudio solo hasta el 3er año de bachillerato, dejando sus estudios, dedicándose a trabajar como mujer de limpieza en casas de familia, como despachadora en panaderías, como vendedora de comida rápida, como madre y padre al mismo tiempo.

María, de corazón noble, que sufre las calamidades de la vida, de una sociedad que no está preparada con políticas fuertes y radicales para cambiar la vida de muchas marias que viven en los barrios, en lo que se llaman “casas” donde habitan 8 personas o más,  en completo hacinamiento familiar.

María cree y aspira que todo cambiará, se ayuda con las ventas que realiza por catálogo, ventas  de productos de una multinacional, que solo le generan un porcentaje de dinero, pero no así una seguridad social, un salario fijo, una formación  o un porcentaje para su pensión de vejez.

María, solidaria con los son menos favorecidos que
ella, donando comida algunos vecinos viejos o amigas en estado de pobreza,  luego de hacer grandes colas en los mercados populares, se hace de algunas cosas para ofrecerla a sus vecinos, así como se hace responsable de todos los gastos medicales de sus hijos y de su nieto.

María, camina de Ministerio en Ministerio, de político en político, de marcha en marcha en busca de una casa decente, de los materiales que le permitan cambiar su vivienda, una beca para sus “muchachos”. Un trabajo decente para su hija mayor, como “maestra” en cualquier escuela del barrio.

Maria se inscribe en cuanto lista de ayuda que le ofrecen algunas personas, en todas las instituciones donde puede acceder gracias a los amigos o amigas que tiene. Pero María, siempre esta alegre, a pesar de esos avatares de la vida,  los domingos escucha la música, lava la ropa de sus “chamos”, bailando la salsa con el cepillo para barrer, mientras sus hijos hacen las tareas o juegan.

En la noche,  va la escuela más cercana, intenta continuar sus estudios, pero allí María se reúne con sus amigas, ellas no hablan de sexualidad, de los problemas ginecológicos de la mujer, del cáncer de mamas, de la preconcepción, de la forma de crianza de los hijos y mucho menos de la violencia intrafamiliar. Ella junto a otras, hablan del capítulo de la novela del momento, de cuanto aumentar la mercancía y variar a otra cosa porque no se está vendiendo como antes, habla del problema que tiene con su hija mayor que ya anda con otro hombre que no es el padre de su hija.

Esa noche, María discute con una de las vecinas, porque no fue incluida en el plan de viviendas, porque según el grupo organizado María, fue excluida porque ella trabaja. CONTINUARA...!

Por:

Yvonne B. Rodriguez C.


 


 
  Eres el 24180 visitantes¡Aqui en esta página! © 2017 ZonaOriental  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=